Luis Lorenzo Fotógrafo | Cómo trabajo
751
page-template-default,page,page-id-751,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Fotografo de Bodas Vigo | Como Trabajo

La fotografía de boda, para mi, es una forma de expresión.No soy periodista, ni poeta, soy fotógrafo profesional, desde el minuto uno.

Cada boda es un reto

Muchos pensareis que con el paso de los años para mi todas las bodas son iguales y que me limito a hacer “una boda más”. Nada más lejos de la realidad, cada boda es un reto, una forma de superación personal donde siempre me propongo superarme a mi mismo y sorprender a quienes deciden confiarme una misión tan importante como es contar y plasmar su gran día de una manera distinta y personal que recordarán toda su vida.

Mi trabajo es para vosotros

Mi trabajo es sencillo, directo, es para mis novios, no para concursos u otros entendidos de fotografía. Mi trabajo es para vosotros, para sorprenderos , para emocionaros, para que no olvidéis vuestro gran día jamás.

No quiero acumular muchas bodas durante el año, ya que tener muchas bodas, significa dejar de atender como se merece a quien confía en mi, no me lo perdonaría. Si estáis convencidos de que mi trabajo os emociona y queréis contar conmigo en vuestro gran día, no dejéis pasar los días, me encanta recibir parejas de novios en mi estudio, conocernos y cerrar el día de boda cuanto antes. A partir de ahi, ponemos en marcha toda la maquinaria a funcionar para hacer inolvidable vuestro gran día. Las fotografías de boda, es lo único que os quedará de todo lo que vais a tener durante vuestra celebración.

La magia de la luz

El día de boda comienza en el lugar donde os cambiáis, generalmente en el lugar de la ceremonia, eso nos facilita mucho el poder estar con ambos novios, por no hablar de las bonitas localizaciones que nos brindan.

La ceremonia, sin perdernos detalle, tanto civil como religiosa. Os robaré unos treinta a cuarenta minutos para nuestra sesión de novios y nos vamos al convite a disfrutar del resto del día. Familia, amigos y momentos fugaces listos para ser captados, por supuesto siempre con la la magia de la luz.

Yo se que mis novios no son modelos profesionales, no saben posar ni mirar a una cámara de manera natural, no es su trabajo. El mío es hacer fotografías naturales, frescas y dinámicas. Os garantizo que se hacerlo, en cualquier momento y en cualquier lugar. Mis novios no posan estáticos porque no fotografío jarrones o perfumes, sino personas que se aman y se quieren. La Luz es el elemento que me da las herramientas que necesito para emocionaros.

Cualquier duda que os asalte, no dudéis en contactar conmigo, cada boda es especial y única, hagámosla eterna.

Turn off snow