Luis Lorenzo Fotógrafo | Educando la vista
692
post-template-default,single,single-post,postid-692,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Educando la vista

Reconozco que he tenido un poco abandonado mi blog esta temporada y no es dejadez, sino falta de tiempo. Ha sido una temporada de trabajo complicada, llena de eventos y reportajes , cosa que agradezco por supuesto, pero que me ha tenido un poco apartado de este espacio personal de reflexión.

Ya os he contado , en otra ocasión, que me gusta buscar lugares para mis sesiones fotográficas, lugares donde la luz me cuente cosas, donde el entorno me inspire y me abra los ojos a la magia de la luz. Aunque os suene quizá un poco pedante, os aseguro que es necesario para mi este ejercicio de desintoxicación visual.

Es cierto que no se necesita viajar a lugares exóticos lejanos ni disponer de grandes recursos para realizar una sesión fotográfica. Mis clientes son gente normal, personas como yo, que buscan algo especial, no meras fotografías que cualquiera podría hacer sin más sensibilidad que la de presionar el disparador de una cámara o incluso algún teléfono movil de última generación.

Hace ya unos años conocí a un gran fotógrafo norteamericano que me dijo que la principal virtud de un fotógrafo profesional no es la de hacer fotos, sino la de saber cuando hacerlas. Una frase que me quedó grabada a fuego en mi mente y que intento aplicar en todos mis trabajos. Es una gran verdad, una fotografía dura menos de un suspiro , pero puede emocionar para toda la vida, y ese es mi objetivo final, emocionar a todos aquellos que deciden confiar en mi forma de ver las cosas.

Nunca me canso de hacer fotos, me fijo en cada reflejo , en cada sombra y en cada linea que me rodea. La mente es así, caprichosa y fugaz, por esa razón intento automatizar mi forma de mirar y de comprender la luz. No veo piedras sino volúmenes y luces que se abren paso a través de una escena cotidiana, que para la mayoría de las personas pasaría completamente inadvertida. La luz es mi fuente de inspiración y cuando le digo a una pareja de novios que prefiero fotografiar a una hora determinada del día, según la época del año, no es capricho ni imposición, sino contar con la mejor materia prima que podamos. Nada se consigue por suerte, todo es el fruto de una forma de trabajo que me ha demostrado, a lo largo de los años, que es la mejor de las maneras de obtener lo que más anhelo , emocionar a quien decide confiar en mi trabajo.

La fotografía es el arte de comunicar con imágenes lo que llevamos en el corazón. Yo lo hago a mi manera, vivo de ello, y sólo me ilusiona más conocer a gente nueva que quiera sumergirse en la magia de la luz, si os gusta la idea, ya sabéis como encontrarme , no dudéis en contactar conmigo, estoy deseando conocer a personas que merezca la pena descubrir.

Gracias de verdad por leer mi blog, gracias por compartir mi trabajo.

Luis Lorenzo, fotógrafo de la magia de la luz.

Sin Comentarios

Dejar un Comentario