Luis Lorenzo Fotógrafo | El mar, fuente de inspiración
707
post-template-default,single,single-post,postid-707,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

El mar, fuente de inspiración

Cuando uno decide vivir de la fotografía debe tener dos cosas muy claras. Una que no se hará millonario y que debe estar constantemente observando el mundo que nos rodea. No sólo a nivel de entorno sino como evoluciona la sociedad en la que desarrollamos nuestro trabajo.

No es la primera vez que publico en este blog la necesidad de educar la vista, de no dejar de salir a contemplar nuestro alrededor y empaparnos de todo lo que nos rodea. Ser fotógrafo profesional no difiere en nada, a serlo aficionado y hablo de lo puramente artístico, no de temas legales o fiscales. Es como jugar al fútbol en primera división o hacerlo en tercera, el juego del fútbol en si, es exactamente el mismo.

Es cierto que la fotografía no sólo es presionar un botón, sino saber cuando presionarlo. Para mi la fotografía son tres cosas básicas. Luz, composición y mensaje. Con esas tres premisas siempre empiezo cada uno de mis trabajos. Dicen que la principal virtud de los mediocres es el orden, yo , estoy de acuerdo.

Siempre que puedo oxigeno mi mente practicando lo que aquí escribo. Salir a contemplar mi entorno, empaparme de lugares que estimulen mi creatividad hace que pueda ofrecer a las personas que confían en mi trabajo mi sello más personal.

Es una suerte vivir tan cerca del mar, lo veo desde mi ventana cada día. El mar es pura fuerza, es energía y empuje imparable y para mi una fuente de inspiración sin fin.

Me he pasado horas enteras contemplándolo. Siempre fascinante y me seduce, como la magia de la luz me muestra cosas distintas de un mismo lugar a medida que pasan las horas del día. Es un ejercicio que os recomiendo a todos los que os guste hacer fotografías.

Un mar frio y rudo, puede convertirse en un lugar paradisiaco en cuestión de segundos, tan sólo por un capricho de la magia de la luz. Esta forma de observar me estimula, me hace mentalmente más veloz para interpretar una escena. Da igual blanco y negro que en color, buscar la manera de comunicar a través de la luz es algo que me motiva a no perder ese afán por imprimir en mis trabajos mi forma de ver las cosas.

Al final no soy mas que un marinero remando en un mundo inmenso de posibilidades visuales. Yo remo en busca de la luz, de su magia, de su poder para contar historias interesantes. Esta semana he leído en algún sitio que ahora mismo no recuerdo, que la fotografía no es luz, sino lo que queremos expresar. Yo me pregunto , ¿ Cómo expresar algo sin apreciar el sentimiento ?, en mi caso , yo no soy capaz. La luz lo cambia todo, no hay otro secreto que saber interpretarla y dejarse seducir por ella. La fotografía es maravillosa.

No perdamos el rumbo, sin dejar de remar sabiendo a hacia donde navegar.

Gracias de verdad por seguir mi blog y por tomaros un poco de vuestro tiempo para visitar mi espacio virtual. Ya sabéis que podéis contactar conmigo cuando queráis, estoy deseando conocer a personas que merezca la pena conocer.

Sin Comentarios

Dejar un Comentario